martes, 20 de mayo de 2014

POEMA: AHORA

Por la música déjate llevar,
busca tu inspiración y ponte a bailar.
Si en tu estómago sientes la vibración
es el momento de pasar a la acción.

Date el gusto al fin,
ponte en pie y empieza a vivir.
Pilla el ritmo a seguir.

Ahora es el momento,
ponte a bailar.

Por la música déjate guiar,
cierra los ojos y ponte a cantar.
El poder del sonido está en tu interior,
cambia el dolor por algo mucho mejor.

Súbete a la pista
porque esta noche es distinta.
Siente la energía.

Ahora es el momento,
hazte notar.

Lo estás deseando,
                                    lo sé,
se te nota en los ojos,
                     lo sé,
quieres hacerte notar,
                                  lo sé,
                          pues hazlo.
Ahora es el momento,
ponte a bailar.
Ahora es el momento,
hazte notar.

12 comentarios:

  1. En vez de poemas deberías llamarlos canciones. Es que leo todos los que vas publicando y me imagino la música y todo. Este por ejemplo sería un gran tema dance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues por el momento podemos llamarlos canciones escritas.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con Paul; leo tus poemas con musiquita interior, tal vez no la correcta ;) pero con mucho ritmo, eso sí. ¡¡¡Fuera corsé y a la pista!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado. Fuera el corsé! Es cierto que estamos todos demasiado enconsertados. De eso va el poema, de liberarse de uno mismo y hacer lo que realmente apetece.

      Por cierto, podrías grabarme esa musiquita interior?

      Eliminar
    2. Hummm ya te digo, no nací pa músico jajaja; tendrás que imaginarla que yo soy muy vergonzosa.

      Eliminar
    3. Vamos, sácate la vergüenza de encima. Sólo sirve para dejar de hacer cosas.

      Eliminar
  3. Muy bueno, Mr. M.
    Me trajo a la memoria alguna tarde/noche en mi casa, tomando unos mates con mi señora antes de cenar, escuchando música por la tele y navegando por la web (o haciendo cualquiera de las tareas domésticas que te imagines); mientras, los pibes, en casa, juegan a la play, o leen un libro, o juegan al fútbol en una cancha improvisada en medio de las mesas. De improviso, suena una cumbia en el televisor. Y es momento de dejar todo de lado y bailar con ella, la mujer de mi vida, sonriendo ambos sin parar y ante la atenta (y celosa, ja, sobre todo de los dos más chicos...) mirada de nuestros hijos. Brillante... Gracias por ese recuerdo :).
    Y sí, tus poemas son canciones.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow! Y gracias a ti por compartir el recuerdo. Nunca imaginé que un poema como este pudiese evocar algo como lo que has contado. Me alegro mucho.

      Como siempre, un placer leerte.

      P.D. ¿Voy afinando la voz?

      Eliminar
  4. La fiestas y los bailes si no se hacen ahora no se hacen más.
    Con estas letras se puede hacer todo al mismo tiempo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Ciertas cosas hay que hacerlas en el momento, cuando surgen. Posponerlas sólo puede servir para perderlas.

      Gracias por la visita y el comentario, Raúl! Un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
  5. Para no ser menos que el resto también te diré lo mismo aunque creo que ya te lo he dicho alguna otra vez. Tus poemas son canciones o por lo menos lo parecen. Y coincido contigo, el momento es ahora.

    ResponderEliminar
  6. He venido por primera vez a su blog. Me gusta, tanto en su diseño como en lo que escribes. Me apunté como seguidor suyo y lo invito a que venga a mi blog, se apunte de seguidor para quedar enlazados y seguirnos comunicando.

    ResponderEliminar