lunes, 7 de diciembre de 2015

MANIFIESTO DE CONTINUIDAD

           No siempre la vida es como quieres y, aunque traces tus planes a conciencia, al final se tiene la sensación de estar viviendo en una de esas novelas que tanto se disfruta al escribir, sólo que aquí no eres el autor sino el personaje que termina condenado a vivir los acontecimientos que alguien ajeno a ti ha diseñado con toda la mala idea.
Ha sido este un año un tanto complicado en muchos aspectos, sucesos y circunstancias que no voy a detenerme a relatar ahora, pero que te llevan por caminos que no tenías previstos y que te alejan del objetivo que inicialmente te habías marcado como principal. Estoy seguro de que muchos de mis mistercitos saben bien de lo que hablo.
Pero también llega el momento de salir del camino establecido y volver a aquel por el que habías decidido ir desde un principio. Y en ese momento estoy, volviendo a retomar aquello que más me apasiona y que los dioses, los planetas o vaya usted a saber qué, se empeñan en quitarme. Vuelvo al camino de la escritura, pero lo hago aligerando un poco la mochila. Esto quiere decir que se acabaron los relatos.
La decisión ha sido dolorosa, pero necesaria. El tiempo del que dispongo me obliga a hacer constantes malabares para continuar mis, llamémoslas así, actividades literarias, así que me veo obligado a elegir y, a día de hoy, la escritura de novelas me llena mucho más que la de los relatos. Esto no quiere decir que si, de forma ocasional, se me viene a la cabeza una historia corta que me parezca genial no la escriba y la comparta con vosotros, pero aquella continuidad a la hora de publicar relatos no va a seguir ocurriendo. Sin duda, con esto conseguiré centrarme más en mis historias largas y hacer de ellas novelas memorables. Estoy seguro de ello. Espero que esta nueva forma de recorrer el camino no haga que os apartéis de mi lado, pues prometo que seguiré encontrando formas nuevas de entreteneros. ¿Acaso os habéis aburrido alguna vez conmigo?
El Blog de Mr. M seguirá vivo, no estoy dispuesto a dejar que muera, aunque ahora mismo presente un aspecto más bien comatoso. Lo que ya es un hecho es que esa nueva vida será una vida diferente. Veremos lo que nos depara el futuro. Sea como sea, algo sé. Va a seguir siendo divertido.


¿Os venís conmigo?

6 comentarios:

  1. Acá vamos a estar, sin ningún tipo de dudas.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenía ninguna duda al respecto. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Mr M. Lo importante es hacer aquello con lo que disfrutas. Aquí estaremos quienes te seguimos. Eso sí, te "recomiendo" que en aquellos momentos en que la musa no aparezca para escribir tu novela, te permitas hacer un paréntesis y desahogarte creando alguno de tus relatos, ¡y que nosotros te leamos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, va. Algún relato caerá. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. Pues, vamos, Mr. M. A divertirnos se ha dicho.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, justo hoy tengo yo el día como para divertirme. Pero bueno, que nos divertiremos, que sí.

      Un abrazo!

      Eliminar